¿Cuánto cuesta una web?

¿Cuánto cuesta una web?

¿Estás buscando una empresa que construya tu sitio web? Entonces te preguntarás cuánto cuesta una web.

No hay una respuesta a esa pregunta.

Existen soluciones casi gratuitas que todo el mundo puede permitirse. Entonces la pregunta no es cuánto cuesta una web sino cuánto quieres tú invertir en tu web.

Si no tienes claro cuánto quieres invertir preguntarás a 20 empresas y recibirás 20 presupuestos distintos que oscilarán entre los 500 € y los 200.000 € (y no estoy exagerando).

Las empresas que se preocupan por la calidad de los proyectos no te van a imponer una cifra, te van a preguntar cuánto quieres invertir en tu proyecto y las propuestas que recibas serán muy distintas si quieres invertir 5.000 €, 20.000 € o 150.000 €.

Tu presupuesto condiciona tu proyecto

Por mucho tiempo que hayas pasado pensando tu web es imposible definir un proyecto sin saber cuánto quieres invertir en él.

Hacer un gran proyecto sin límites de presupues es lo fácil. Pero hacerte una propuesta que te satisfaga teniendo en cuenta tus límites de presupuesto es muy complejo.

Todos los proyectos tienen un límite de presupuesto, y el tuyo también. Si IBM tiene un límite de presupuesto, ¿cómo no vas a tenerlo tú? Si tuvieses 10 millones de euros podríamos hacer cosas que ni te imaginas, pero ¿los tienes?

La forma más inteligente de elegir a un proveedor

Lo primero establece cuánto quieres invertir y no pienses que nadie te va a estafar por preguntártelo. No tendría sentido intentar engañarte así porque vas a pedir varios presupuestos.

Te harás con varios presupuestos en tu rango de inversión. ¿Lo ves? Ahora tienes un punto de referencia (tu inversión) que te sirve para valorar el contenido de los presupuestos. De otra forma te encontrarás comparando presupuestos de 500 € con presupuestos de 15.000 € y esto no hay forma de compararlo.

Entre esos presupuestos habrá proveedores que te ofrecerán ideas mejores o ideas peores (¡por el precio que tú elegiste!).

Por último, no te fijes en la cantidad, sino en la calidad. Un presupuesto no es mejor por la cantidad de bullet points que incluye, sino por la calidad de las ideas y valor que éstas aportarán a tu negocio.

¿Cuánto cuesta una web si estás empezando?

No hay un precio medio adecuado.

Para las startups, que dan mucho valor a la tecnología y han crecido en la cultura de internet, invertir 10.000 € o 20.000 € es lo normal. De hecho invertir menos en una web les parece de baja calidad.

Por otro lado hay multinacionales con presupuestos de 1.000 o 2.000 €.

Cuando contratas una web estás contratando a un equipo, una experiencia y un aprendizaje que a ti te falta. Pero si vas a invertir menos de 5.000 € mejor que no contrates a nadie. Por menos de eso no se cubren los gastos de una oficina, un diseñador, un redactor, programadores y todo lo necesario para construir tu web con calidad.

Por supuesto que te vas a encontrar con gente que te prometa que sí se puede hacer, pero la realidad es que lo que vas a conseguir es algo similar a lo que tú mismo podrías hacer con herramientas gratuitas como wix, Squarespace o Shopify.

Así que deja de preguntarte cuánto cuesta una web y decide tú el precio.

Deja un comentario